Hay una enorme cantidad de mitos sobre las propiedades afrodísiacas de algunos alimentos y muchos de ellos se basan en costumbres locales o creencias culturales que nos vienen de tiempo atrás. Por ejemplo, se cree que las ostras estimulan la sexualidad sólo por su forma y textura que recuerda al órgano sexual femenino, pero en la realidad no contiene ninguna propiedad afrodisíaca real. Lo mismo ocurre con vegetales que tienen formas fálicas, alimentos exóticos, o las partes reproductivas de algunos animales que se cree estimulan la potencia sexual.

La verdad es que nada de eso es cierto y en los estudios se ha mostrado que el comer o no comer estos alimentos no afecta en lo absoluto la capacidad sexual ni en hombres ni en mujeres.

¿Quieres Saber Más? Sigue Leyendo… Recuerda Compartir Esto Con Tus Amigos.

Tambien te interesará:

loading...