A continuación te comentamos algunos motivos de por qué es necesario volver a usar esa bicicleta que tienes guardada:

1. Quema calorías y tonifica las piernas

El ciclismo es una gran manera de quemar muchas calorías sin emplear un esfuerzo físico extremo.

Tu peso corporal, el ajuste de la resistencia de la bicicleta, la velocidad de pedaleo, así como el camino que has elegido, afecta el número de calorías que son quemadas durante el entrenamiento.

Ejemplo: con una hora de ejercicio a velocidad normal, una persona de 55 kg puede quemar 220 calorías pedaleando en bicicleta. Al mismo tiempo, estará tonificando las piernas y las caderas, y con un asiento adecuado en la bicicleta, además se activarán los músculos abdominales. El ciclismo fortalece la espalda y al ponerse de pie (como en el spinning) se logra tonificar fácilmente el trasero.

2. Alivia el estrés

Las preocupaciones y problemas cotidianos son agotadores y aumentan el nivel de estrés. Tu mente y tu cuerpo también lo sienten. Hazte un favor, toma tu bicicleta y empieza a montarla, ya que tiene un efecto terapéutico. Al salir hacia la naturaleza y el aire fresco sentirás un alivio inmediato y mejorarás tu estado físico. Cuanto más disfrutes durante la actividad física, más pronto te liberarás de la tensión. Girar los pedales es similar a una meditación. Concéntrate en el pedaleo y los virajes y bloquea todos los pensamientos negativos. La bicicleta funciona realmente como una goma de borrar mágica para el estrés y la ansiedad.

3. Control del apetito

Un estudio realizado en la Universidad de Surrey descubrió que el ciclismo puede ayudar en el control del apetito. Este ejercicio controla el deseo de consumir más comida. De hecho, las personas que participaron en el estudio tomaron el mismo desayuno habitual, y luego se dividieron en dos grupos. Mientras uno se mantuvo descansando, el otro salió a andar en bicicleta.

Se demostró que sólo 60 minutos de bicicleta son suficientes para activar las hormonas que reducen la sensación de hambre, lo que resulta en un consumo significativamente menor de alimento y calorías.

bene

4. Aumenta la energía y el sentimiento de felicidad

Sólo 30 minutos de bicicleta al día son necesarios para aumentar tu energía sin suplementos adicionales a los que estás acostumbrado, como esas enormes cantidades de café. Te equivocas si
crees que la actividad física te agotará. En realidad, te estimula y te da más energía para
sobrellevar las exigencias del día.

Al igual que cualquier otra actividad física, el ciclismo te hace sentir feliz, porque las “hormonas de la felicidad” son liberadas, nos referimos a la serotonina y la dopamina, que te ayudan a mantenerte feliz y motivado.

5. Protege el corazón

Se ha demostrado que el ciclismo disminuye las posibilidades de sufrir enfermedades cardiovasculares. Esta divertida actividad física reducirá el riesgo de varias enfermedades tales como las complicaciones del corazón, la diabetes tipo 2 o el cáncer. Además regula la presión arterial y reduce significativamente las posibilidades de sufrir un ataque al corazón.

El ciclismo es un “ejercicio” completo para el corazón, los vasos sanguíneos y los pulmones.

6. Mantiene las articulaciones saludables

El ciclismo es una actividad cardiovascular que reduce la fricción y la carga sobre las articulaciones, a diferencia de actividades físicas como los ejercicios aeróbicos o correr. Las posibilidades de sufrir una lesión son mínimas; considera incluso que una simple caminata a pie activa más tus rodillas. Si tienes problemas con esta zona, no dudes de que el ciclismo es la solución adecuada para ti.

Anuncio

Si te gusta, compártelo con tus amigos!

Post Original

Tambien te interesará:

loading...