Para que los senos se mantengan firmes y tersos es muy importante que, además de realizar ejercicios para tonificarlos, utilicemos un sujetador adecuado y evitemos malos hábitos que puedan perjudicarlos

Sin importar cuál sea su forma o tamaño, los senos son uno de los atributos femeninos más destacados y seductores.

Aunque es normal que con el paso del tiempo empiecen a perder su firmeza, muchas se preocupan por adoptar hábitos que permitan retrasar ese proceso.

En respuesta a esto, se han diseñado muchos productos, técnicas e intervenciones quirúrgicas con las que se pueden embellecer.

No obstante, la mayoría son demasiado costosos y están lejos del alcance de muchas mujeres.

Por fortuna, existen varios consejos y métodos naturales que nos permiten reforzar sus cuidados para mantenerlos firmes y tonificados.

A continuación queremos compartir los 8 mejores para que empieces a incluirlos en tu rutina diaria de belleza. ¡No te los pierdas!

1. Ejercicios localizados

Ejercicios-focalizados-500x334

La práctica constante de ejercicios diseñados para tonificar el pecho es uno de los mejores remedios naturales para consérvalos bonitos.

Aunque existen varias rutinas con este fin, aquí te compartimos tres movimientos fáciles de ejecutar:

Flexiones de brazos

Con las flexiones de brazos conseguirás fortalecer los músculos pectorales que se encuentran debajo del busto.

Es una actividad que contribuye a reafirmar los senos y reducir el exceso de grasa acumulada en sus alrededores.

Ejercicios con mancuernas

Los ejercicios con mancuernas no solo servirán para reafirmar el busto sino también para evitar la flacidez en los brazos.

Sostén una en cada mano y realiza los movimientos durante 5 o 10 minutos.

Apertura de pecho

Sosteniendo las mancuernas con las manos, colócalas de frente, de modo que los codos queden flexionados y los brazos en cada lado.

Sitúa ambos brazos enfrente de tu pecho y regresa a la posición inicial. Realiza tres series, de entre cinco y diez repeticiones cada una.

2. Mantener una buena postura

senos

Los beneficios de una buena postura van más allá de evitar posibles lesiones musculares. Con esta conseguirás un efecto de firmeza inmediato en tus pechos, y tu figura se verá más moldeada.

3. Terapia con hielo

La terapia con hielo es un buen remedio natural para tonificar la piel y reafirmar los senos. Procura envolver el hielo en un paño para que no tenga contacto directo con la piel.

Realiza suaves masajes circulares en los pechos, aplicándolo con cuidado y haciendo una leve presión sobre estos.

Haz esta técnica durante 5 minutos y repite su uso cada día para conseguir buenos resultados.

4. Masajes con aceite de oliva

Aunque la aplicación de aceite de oliva no sirve precisamente para tonificar, sí es una buena opción para mantener la piel hidratada y con la circulación activa.

Con su uso constante también evitarás que sus fibras se rompan y formen estrías.

Para seguir leyendo ve a la siguiente pagina desde “Aqui” o ve a la pagina “2”

Tambien te interesará:

loading...