Aunque son chiquitos, hermosos, cuchis y los amamos, según la apreciación de expertos en psicología, besar en la boca a nuestros hijos es una mala costumbre.

Emilia Canzutti, psicóloga argentina dijo: “son los papás los que comienzan con este hábito, no es una necesidad del niño”, y destacó que son muchos los núcleos familiares en los que se hace una costumbre natural y sana darle un beso en la boca a los niños.

Hay que prestar mucha atención a este detalle porque tiene connotación sexual y puede generar confusión durante el proceso de crecimiento de los niños:

Connotación sexual: Los besos despiertan en el niño estímulos en zonas sensibles, cuando los pequeños están en la etapa oral tienen sus sentidos concentrados en la boca, es lo que hace que quieran que los beses.

besar a tu hijo en la boca

Los padres se besan en la boca. Es importante marcar límites para dejar claro que los besos en la boca, socialmente, están reservados para el vínculo de la pareja, sólo mamá y papá pueden demostrar su cariño de esa manera.

No debes besarlos ni de bebes. No es correcto besar en los labios de un bebé porque incluso la boca de un adulto está muy contaminada y transmite los gérmenes inconscientemente.

Normalmente todas las personas se mojan los labios para lubricarlos. Entonces cuando le damos besos en la boca a nuestro bebé además de darle nuestro afecto, le estamos pasando todas nuestras bacterias de la boca al bebé indefenso.

Sucede lo mismo que como cuando alguien estornuda… nuestras gotitas de saliva pueden entrar en nuestro pequeño produciendo infecciones, una simple gripe o incluso mononucleosis, por esta razón es poco higiénico.

Es necesario recordar, que en nuestra cavidad oral como adulto contenemos muchísimas bacterias que pueden causar ciertas enfermedades en las encías también.


Cuando les damos un beso en la boca, no nos damos cuenta que tal vez, el pequeño pueda sentirse confundido y empezar a darle besos a otros niños o incluso a la maestra de la escuela también, por eso tampoco podemos darles besos en la boca, tanto otros niños como incluso la maestra puede transmitir varios tipos de enfermedades a nuestros pequeños y es necesario estar atentos en este caso en especial.

Y es que no es tan necesario darle un beso en la boca, tenemos que ir enseñándoles de a poco estas reglas sociales, ya que, por ejemplo, desde un punto de vista psicológico, el beso en la boca le puede gustar al bebé debido al contacto con los labios y que de una manera suave y húmedo, les recuerda al momento de tomar la leche desde el pecho de la madre. 


Desde siempre, y sobretodo en norteamérica ha sido algo bastante común ver este tipo de muestra de afecto de parte de la madre o el padre hacía a sus hijos. Y es que un beso en la boca, es algo que les gusta a los pequeños sobre todo porque “mami y papi también lo hacen”, pero tenemos que ser conscientes y tener en cuenta de que puede ser peligroso y hay muchas otras formas de demostrar ese gran afecto que les tenemos y en las cuales no ponemos en riesgo la salud de nuestros hijos.

Y es importante marcar ciertos límites para dejar claro que este tipo de actos están reservados para las parejas como por ejemplo mamá y papá o los abuelos que pueden demostrar su cariño de esa manera y que los besos se dan en la mejilla.

Fuente