Las toallas son uno de los elementos que más usamos en nuestro hogar y, por tanto, es común que, con el paso de los días, empiecen a perder