Cuando veas lo que a esta mujer le sacaron del vientre al terminar el parto te dejara con la boca abierta, y preguntando cómo es esto posible en el cuerpo de una mujer. Se trata de una mujer que dio a luz y afortunadamente con sus médicos de confianza que no dudaron en reír a carcajadas cuando la cesárea termino y vieron que todo salió bien.

La buena noticia es que la risa de los doctores más que de burla eran de felicidad y gratitud por como salió todo para buena suerte de la mujer, porque Woww, no creo que haya sido fácil. Lee su historia y dinos que te parece todo lo que ocurrió.

Mostrar Menos…

Tal parece que el parto de Chrissy Corbitt, de Florida, no ha sido para nada común.

Esta mujer estaba esperando a su cuarto bebé y la niña decidió llegar al mundo una semana antes de tiempo. Por lo que era necesario que los médicos le practicaran una cesárea, pero la situación con la que se encontraron no se la esperaban en absoluto.

“Cuando los médicos estaban sacando a mi niña, empecé a escuchar que se reían a carcajadas y parecían entusiasmados”, cuenta Chrissy.

Era angustiante no saber la causa de sus risas, y menos en que no se tomara la cesárea en serio. La sábana que le habían puesto los médicos para la cesárea no le dejaba ver nada y no le decían nada.

Para su sorpresa escuchó a los médicos diciendo números, y le enseñaron a su bebé; dijeron: “6 kilos y 100 gramos”. ¡Osea La pequeña Carleigh, pesaba Más de 6 kg!

Fu un momento de impacto para la madre y los médicos quienes se quedaron en shock.

¡Carleigh era enorme y eso que había llegado al mundo una semana antes!

Puedes imaginarte si hubiera nacido un poco después, habría pesado unos 200 ó 300 gramos más, lo que hubiera provocado que pesara lo mismo que el bebé nacido con más peso en Estados Unidos el año pasado.

“Ha sido una locura. Durante las 3 últimas semanas, Chrissy no ha ganado ni un gramo de peso. ¡La única que engordaba era Carleigh!”, cuenta el orgulloso papá.

Lo bueno es que ambas, la mamá y la pequeña recién nacida están totalmente sanas y recuperándose del parto.

¡La familia Corbitt solo tienen que disfrutar del nuevo miembro que ha llegado a la familia!

Claro que causa gracia una bebe tan hermosa y enorme, ya que si hubiese durado mas hubiese roto otro récord. Afortunadamente todo salio bien, y los nervios de Chrissy fueron solo momentáneos.

FUENTE