Te has preguntado qué son y porque salen esos puntitos rojos en tu piel, de seguro siempre has pensado lo peor al respecto. Sin duda, a veces tendemos a exagerar un poco las cosas y no nos informamos correctamente, en esta oportunidad te voy a enseñar cómo reconocerlos fácilmente.

Lo que aprenderás a continuación te ayudará a saber si debes asistir al médico o si simplemente puedes continuar con tu vida normalmente. Todos tenemos distintas marcas en nuestra piel, algunas más notorias que otras, así que lee hasta el final y descubre por ti mismo de donde provienen las tuyas.

Mostrar Menos…

Si tienes estos puntitos colorados por el cuerpo, seguramente te has preguntado alguna vez a qué se deben o si son peligrosos para tu salud. La verdad es que la mayoría de las personas tienen algún tipo de marca en la piel, bien sean espinillas, lunares, estrías, etc.; algunas de esas marcas son naturales y no suponen ningún inconveniente, más, en algunos casos sí son motivo de preocupación.

Probablemente estés deseando saber si debes ir al médico inmediatamente o si puedes seguir con tu vida normal y convivir con esos puntitos colorados tan propios.

¿Qué son precisamente estos puntos colorados?

Estos puntitos colorados acostumbran a aparecer en la zona del pecho y brazos y, según los especialistas, son conocidos como “punto rubí”. Son muy habituales en personas mayores de cuarenta años, y asimismo pueden aparecer a lo largo de la adolescencia

Se trata de pequeñas dilataciones capilares que ocurren debido a fallos en el sistema vascular. Pueden estar distribuidos alrededor del cuerpo o concentrados en una zona específica, en un caso así, podrían ser pequeños tumores benignos.

¿Son lunares colorados?

Hay personas que, debido a su forma y su tamaño, acostumbran a confundir estos puntos colorados con lunares, pero la verdad es que son lesiones completamente diferentes. En realidad es rarísimo que un lunar sea de ese color.

Según el dermatólogo y maestro de la Universidad de Barna, Ramón Grimalt, “es una marca de envejecimiento cutáneo que no guarda relación con el sol y que tiene un componente familiar clarísimo”. A nivel científico, a esta condición se le conoce como angioma capilar adquirido, así que si el padre o bien la madre presentan muchos puntos colorados, es realmente posible que los hijos los hereden

¿Son peligrosos?

En contraste a los lunares, estos puntitos no son cancerígenos. Los especialistas sí que aconsejan que estemos super atentos a los cambios en los bordes, en el tamaño o bien en la manera que se generen en nuestros lunares, estos tipos de puntos de puntos se pueden solucionar con antídotos naturales o con una pequeña intervención quirúrgica.

FUENTE