¿Te gustaría saber cuales son las causas de ese molesto dolor en la columna que no te deja dormir?. Hoy quiero mostrarte cuales son las principales causas y cómo podemos tratarla. A veces pensamos que quizá pasar tanto tiempo sentado frente al computador no puede hacernos daño, pero es todo lo contrario.

Seguramente lo que aprenderás a continuación cambiará la forma en que llevabas tu vida diaria. Realizar pequeños cambios pueden hacer la diferencia entre padecer de estos molestos dolores y no. Simples cambios como tomar más agua, llevar una vida con menos estrés y mejorar la postura pueden ser algunas de las cosas que puedes implementar. Mira las principales causas de los dolores cervicales.

Mostrar Menos…

Las personas habitualmente padecen molestias o dolores cervicales que les imposibilitan continuar su rutina de forma normal. Esta también pueden ocasionarles dolores de cabeza o mareos, y dificultades para mantenerse en una misma posición.

Hoy te mostramos las 6 principales causas de estas molestias, y como solucionarlas naturalmente.

1.- No tomar agua

Debemos tomar a lo largo del día, de 1 a 2 litros de agua. Uno de los efectos nocivos para la salud pueden ser las contracturas musculares, de forma especial en la zona superior de la espalda. Para tomar la cantidad de agua necesaria debemos comenzar con un vaso en ayunas. A fin de que el agua tenga un efecto medicinal es conveniente tomarla siempre y en todo momento fuera de las comidas.

2. Exceso de trabajo

Las emociones siempre debemos tomarlas en cuenta ya que las emociones negativas pueden dañar nuestro organismo de forma sutil y progresiva.

Quien padece dolores cervicales de forma crónica posiblemente sienta un exceso de responsabilidad, una carga que lleva sobre los hombros. Puede estar relacionada con cuestiones laborales, familiares o personales.

En estos casos podemos recurrir a un terapeuta experto en homeopatía o flores de Bach. También nos podrá recetar remedios naturales, sin riesgo de dependencia o efectos secundarios. Pueden tomarse hasta siete flores a la vez.

Las más frecuentes son:

  • Olmo (Elm).
  • Roble (Oak).
  • Olivo (Olive).
  • Centáurea (Centaury).

3. Mala postura frente al computador

Nuestro cuerpo no está dispuesto para un modo de vida sedentario, sino para un movimiento continuado. ¿Cuántas horas pasamos día a día sentados frente al computador o bien la TV?.

Cuando estamos sentados por mucho rato, pendientes de una pantalla, acostumbramos a ejercer una presión en la zona del cuello que afecta a dolores en toda la zona cervical. Para evitarlo es conveniente levantarse cada media hora, efectuar estiramientos y practicar deporte, por lo menos, un par de veces a la semana.

4. Relación con el corazón

Cada parte del cuerpo es el reflejo de algún órgano, así que cualquier molestia siempre nos señala alguna función que deberíamos mejorar.

En el caso de las cervicales, el órgano que podría estar perjudicado es el corazón, especialmente si padecemos el dolor en las últimas horas del día.

Aparte de tener conocer nuestros antecedentes familiares y personales, debemos hacernos revisiones médicas frecuentemente.

También podemos tomar suplementos a base de magnesio, espino blanco y olivo.

5. El útero en las mujeres

Si el dolor se centra en la sexta vértebra cervical y, además de esto, esta aparece hinchada, en el caso de las mujeres haría referencia al útero. Esta inflamación localizada puede ser frecuente, especialmente, en las etapas de menopausia.

Para tratar este dolor podemos tomar suplementos naturales que nos ayuden a compensar las hormonas sin afectar otra función del organismo:

  • Salvia.
  • Onagra.
  • Sauzgatillo.
  • Ajenjo.
  • Ajo.

6. Lesiones cervicales

A veces, el dolor cervical puede estar ocasionado por alguna lesión. En estos casos se debe asistir a un especialista que diagnostique nuestro caso y, desde ahí, valorar qué profesionales nos pueden ayudar, por ejemplo, fisioterapeutas u osteópatas.

Si debemos recurrir a algún tratamiento para calmar el dolor, aconsejamos probar los suplementos a base de curcumina, proveniente de la cúrcuma, es un remedio natural que tienen un alto poder antiinflamatorio y calmante y no acarrea efectos secundarios negativos para nuestra salud.

FUENTE