Te aseguro que si no empiezas a hacer un stop en tu vida, es estrés puede acabar contigo. En un estilo de vida actual que no permite que nos paremos por un minuto, donde todo pasa tan rápido. El estrés ya forma parte de nuestras vidas y puede ser más peligroso de lo que crees.

Después de que conozcas cuales son los riesgos de tener altos los niveles de cortisol, quedarás impactado. El estrés puede llegar a producir graves problemas en la salud, es por eso que hoy te vamos a enseñar qué es el cortisol y sabrás cuales son las señales que tu cuerpo envía. Lee hasta el final y descubre.

Mostrar Menos…

En ocasiones, cuando se está demasiado agobiado, el hipotálamo, desprende señales hormonales que impulsan las glándulas suprarrenales, que al mismo tiempo desprende una gran cantidad de hormonas, entre ellas la adrenalina y el cortisol.

El cortisol es una hormona esteroide que se genera desde el colesterol en las 2 glándulas suprarrenales, ubicadas en la parte superior de cada riñón.

Generalmente se libera como una respuesta física a acontecimientos y circunstancias de la vida diaria, como despertarse en la mañana, hacer ejercicio y el estrés agudo.

Esta hormona es muy importante en nuestra alimentación, puesto que regula la energía eligiendo según su tipo (grasa, proteínas o carbohidratos) y la cantidad que el cuerpo necesita para las actividades diarias.

No obstante, cuando el cortisol está elevado, puede tener graves efectos sobre el peso, en nuestro sistema inmunológico y el peligro de enfermedades crónica.

¿Cómo responde el cortisol en nuestro cuerpo?

1. Cuando te enfrentas a una situación agobiante, como que te despiden de tu trabajo.
2. Por esto tu cuerpo produce una gran cantidad de hormonas, y tus glándulas suprarrenales segregan cortisol.
3. El cortisol prepara tu cuerpo para la “lucha o bien huida”, es decir, para hacer en frente de la situación o para huir de ella. Esa preparación consiste en inundar el cuerpo con glucosa, suministrando así energía inmediata a los músculos grandes.
4. El cortisol inhibe la producción de insulina en un intento de prevenir la acumulación de glucosa, favoreciendo su uso inmediato.
5. Esto hace que tus arterias se vuelvan más angosta mientras que la epinefrina aumenta la frecuencia cardíaca, lo que fuerza a la sangre a bombear más rápido.
6. De pronto a los pocos días encuentras un nuevo empleo, solventando tu inconveniente y sacando con el estrés.
7. Entonces, los niveles hormonales vuelven a la normalidad y continuas con tu vida.

Ese debería ser el proceso cada vez que nos vemos expuestos a situaciones de estrés, el inconveniente es que el modo de vida agitado y estresante del humano moderno, causando que nuestros cuerpos están bombeando cortisol prácticamente todo el tiempo.

El cortisol junto a otros factores que a través de las hormonas y el sistema inmunológico, pueden generar las siguientes condiciones:

* Diabetes, desequilibrio del azúcar en la sangre

Bajo mucho estrés, el cortisol provee al cuerpo de glucosa, lo que conduce a un incremento de los niveles de azúcar en la sangre. Esto aumenta el peligro de sufrir diabetes tipo 2.

* Obesidad y aumente de peso

El aumento constante del cortisol puede conducir al aumento de peso. Una forma es a través del almacenaje de grasa visceral.

El cortisol puede movilizar los triglicéridos de donde se encuentren y reubicarlos en células de grasa visceral, esto quiere decir que el estrés aumenta considerablemente el aumento de la grasa en la barriga, que no es solo difícil de eliminar, sino que aumente el peligro de enfermedades cardiovasculares.

Los niveles altos de glucosa en la sangre ocasionan que tus células no puedan conseguir la glucosa necesaria para desarrollarse, así que tu cuerpo debe compensar esta insuficiencia mandando señales de apetito a tu cerebro.

Esto puede llevar a comer en exceso, y, por supuesto, la glucosa sin usar se almacena eventualmente como grasa corporal. El cortisol no sólo aumenta nuestro hambre, sino produce antojos de comestibles ricos en calorías.

* Inconvenientes gastrointestinales

Cuando alguien está muy estresado la digestión y la absorción de los alimentos se ven perjudicados.
Algunas de las consecuencias pueden ser; indigestión, irritación y también inflamación en el recubrimiento mucoso del estómago, colon irritable, colitis, gastritis e inclusive úlceras.

* Enfermedades Cardiovasculares

El cortisol contrae los vasos sanguíneos y aumenta la presión arterial para administrar mejor la sangre oxigenada. Esto es conveniente para situaciones de “lucha o bien huida”, pero no siempre. Con el tiempo, la constricción arterial y presión alta pueden conducir a daños en los vasos y la acumulación de placa, lo que puede producir infartos.

* Problemas de fertilidad

El estrés puede ocasionar disfunción eréctil o la interrupción de la ovulación y los ciclos menstruales normales. Además de esto, las hormonas sexuales que generan también el cortisol y la epinefrina, puede obstruir la producción de las hormonas sexuales.

* Eliminación del sistema inmunológico

El cortisol contribuye a reducir la inflamación en el cuerpo, pero con el tiempo está también elimina el sistema inmunológico.

La inflamación crónica, por mala nutrición y el estrés, promueve los altos niveles de cortisol, ocasionando estragos en el sistema inmunológico.

Esto puede conducir a una elevación en las probabilidades de contagiarse de cualquier enfermedad, ya que el cuerpo queda totalmente desprotegido.

* Otras Condiciones

El estrés puede estar relacionado con el insomnio, el síndrome de fatiga crónica, trastornos de la tiroides, demencia y depresión, entre otras muchas condiciones.

Todos los problemas tienen solución e incluso cuando no la tenga, el estrés que te pueda ocasionar se puede manejar de una mejor manera.

Existen cientos y cientos de soluciones, solo debes decidirte a tomar medidas para no dejar que los aspectos negativos te impidan ver todas las cosas buenas de tu vida.

FUENTE