Cuando veas lo fácil que es hacer tu propio pan, libre de harinas y carbohidratos quedaras realmente impactado y te aseguro que no volverás a comer pan de harina normal nunca más. Hoy quiero enseñarte cómo realizar tu propio pan casero pero sin harina, ni gluten, y mucho más saludable.

Se trata de una receta muy fácil de hacer, y que puedes realizar en casa sin ningún problema, ya que su nivel de dificultad es casi nulo. De esta manera si estás en algún régimen para bajar de peso, o eres alérgico al gluten de seguro podrá consumir esta versión mejorada del pan. Mira la receta a continuación.

Mostrar Menos…

Seguramente el pan es el alimento más popular del planeta. Además se ser símbolo del alimento familiar relacionado con el hecho de proveer, de nutrir y de su obtención como fruto del trabajo, el pan está presente en casi todos los hogares del mundo.

El pan no es tan inofensivo como siempre ha creído. Contiene gluten y ácido fítico que afectan negativamente a los celíacos, e impide la adecuada absorción de los minerales. Esto junto a la cantidad de carbohidratos que hacen que aumentemos de peso y que resulta bastante difícil de digerir.

Algunos médicos insisten en que debemos reducir la ingesta de pan y también procurar sustituirlo. Por eso hoy vamos a enseñarte a preparar un pan sin harina, ideal para personas que realizan dietas y para quienes no consumen gluten.

Ingredientes:

– 5 claras.
– 150 ml de agua.
– 100 g de nueces.
– 100 g de linaza.
– 100 g de semilla de girasol.
– 100 g de semilla de sésamo.
– 100 g de semilla de calabaza.
– Sal a gusto.
– 1 cucharadita de bicarbonato de sodio.

Elaboración:

-Primeramente separe las claras de las yemas y mezclalas con la sal. Bate a lo largo de un minuto y añada bicarbonato de sodio y el agua. Muele todas las semillas con un mortero o en una procesadora hasta que convierta en una harina fina y añada a la preparación anterior.

-Amase todos los ingredientes y forme el pan. Calienta el horno previamente a 180° y hornee el pan recién amasado por 50 minutos.

-De esta manera tendrás un pan libre de gluten, consumible para celíacos y para quienes no desean consumir carbohidratos.

FUENTE