¿Alguna vez has escuchado hablar acerca de la enfermedad del Alzheimer? Si no lo has escuchado, te explico rápidamente, el Alzheimer es una enfermedad cerebral neurodegenerativa que afecta directamente la memoria, el pensamiento y la forma de actuar. Hoy quiero enseñarte a identificar 10 síntomas de esta terrible enfermedad.

Esta, a pesar de no ser una enfermedad terminal como el cáncer, es muy difícil de tratar y hasta los momento no existe cura. Sin embargo existen ciertos hábitos que se pueden implementar para mantener el cerebro y la mente activa y ocupados evitando su aparición. Lee hasta el final y mira cómo puedes evitar padecer de Alzheimer.

Mostrar Menos…

Esta, a pesar de no ser una enfermedad terminal como el cáncer, es muy difícil de tratar y hasta los momento no existe cura. Sin embargo existen ciertos hábitos que se pueden implementar para mantener el cerebro y la mente activa y ocupados evitando su aparición. Lee hasta el final y mira cómo puedes evitar padecer de Alzheimer.

Esta enfermedad es una de las formas más comunes de demencia y se caracteriza por una pérdida de la memoria y otras capacidades intelectuales. Se da con más frecuencia en personas mayores de 65 años, particularmente en las mujeres.

El Alzheimer afecta enormemente la calidad de vida de las personas que la padecen como también a su entorno familiar. Representa el 70% de los casos de demencia en el mundo.

Esto se produce cuando existen ciertos cambios microscópicos en los tejidos de ciertas partes del cerebro y por la pérdida constante de una sustancia química llamada acetilcolina, esta sustancia está ligada a la comunicación de las células nerviosas y a las actividades mentales como el aprendizaje, la memoria y el pensamiento y que son vitales para el funcionamiento cerebral.

Es difícil determinar una causa exacta de la enfermedad, al igual también es difícil saber con exactitud quiénes pueden padecerla o no. Sin embargo, existen estudios que relación ciertas características con mayor tendencia a desarrollarla, como la edad, el sexo, la carga genética y los factores mono ambientales.

Alteraciones repentinas de la memoria.

Uno de los primeros síntomas evidentes del Alzheimer, pero en especial en las primeras etapas es la pérdida de la memoria, pueden olvidas datos, información recientemente, fechas o eventos importantes.

Debido a estos síntomas, las personas afectadas se ven en la obligación de anotar o colocar recordatorios en el móvil, que en otras circunstancias no hubiesen sido necesarias.
Anualmente se realizan jornadas mundiales de la enfermedad de Alzheimer, con el fin de informar un poco más a las personas acerca de esta enfermedad.

Esta es una de las noticias más devastadoras tanto para los pacientes como para sus familias.

El 70% de los pacientes no responde a los medicamentos suministrados, según la asociación mundial de medicina genómica, ellos indican que es necesario investigar más para lograr detener el avance de esta enfermedad.

Detectar a tiempo los síntomas del Alzheimer es fundamental para obtener un diagnóstico y tratamiento adecuado. Es por eso la importancia de conocer los posibles síntomas y aprender a diferenciarlos de otras enfermedades.

La mejor es siempre trabajar en función de la prevención. Por eso bueno tener en cuenta esto, según los especialistas:

– Los primeros síntomas aparecen entre los 65 y 70 años.

– Se empieza a notar una dificultad para memorizar información nueva, o se sufre de pequeños momentos de desorientación, lapsus y pérdida de agilidad en el vocabulario.

– Ningún paciente que sufre de Alzheimer es idéntico a otro y es por esto que los tratamientos terapéuticos y farmacológicos deben estar adaptados a cada persona.

– A partir de los 30 años del cerebro ya no tiene tanta plasticidad que en la juventud. A esta edad va surgiendo una destrucción neuronal que, puede contrarrestarse con hábitos de vida saludables.

– El genoma humano tiene más de 600 genes identificados. Uno de ellos hará que desarrollemos la enfermedad de Alzheimer de manera lenta, silenciosa y progresiva.

– El cerebro de una persona con Alzheimer sufre el problema de la conectividad anatómica y funcional de diferentes estructuras cerebrales.

¿Cuáles son los síntomas neurológicos de una persona que sufre de Alzheimer?

Suele comenzar con pequeñas pérdidas de memoria que suelen ser ignoradas con facilidad, sin embargo; con el tiempo esta pérdida de memoria se va incrementando al punto de que la persona se vuelve incapaz de realizar simples actividades cotidianas.

En los casos más graves, las personas tienen problemas para realizar actividades tan básicas como hablar, comprender, leer o escribir.

Los síntomas de Alzheimer son:

– Pérdida de la noción del tiempo y del lugar: Cuando la enfermedad está en un estado avanzado, las personas comienzan olvidar fechas, las estaciones del año y en si el paso del tiempo en general. Esto es muy importante para las familias del paciente porque podría olvidar donde se encuentra o cómo llegó ese lugar y simplemente perderse y no saber cómo regresar.

– Pérdida de interés por ciertas actividades: Los cambios emocionales provocan la pérdida de interés por todas las cosas que le gustaron siempre. El aislamiento social y la falta de interés repentina por actividades que antes apreciaba es una señal obvia de esta enfermedad.

– Problemas en el lenguaje: Esta enfermedad provoca trastornos en el lenguaje que impide al paciente mantener una conversación. Olvida ciertas palabras y pierde la- Pérdida de la iniciativa:Las personas con esta enfermedad pierden la iniciativa de realizar sus actividades favoritas. Es común que las personas ya no tengan interés por relacionarse con otros.

– Cambios de humor y de personalidad: El humor y la personalidad de las personas alcanzadas por la enfermedad de Alzheimer son generalmente afectadas por cambios notorios tanto en las primeras etapas de la enfermedad como en los períodos más avanzados. A menudo se sienten confundidos, sospechosos, deprimidos, miedosos o ansiosos.

-Dificultad para comprender imágenes visuales: La dificultad para leer, comprender las distancias, determinar los colores o los contrastes es una de las manifestaciones de esta enfermedad. Esto hace que sea peligroso que una persona afectada de Alzheimer conduzca un vehículo.

– Pérdida de memoria a corto plazo: Tiene dificultad para memorizar o retener información nueva.

– Pérdida de memoria a largo plazo: Tiene dificultad para recordar información personal como fechas importantes, profesión o incluso hasta su propio nombre.

– Problemas en la organización: Olvidar donde están guardados los objetos es también un síntoma que puede indicar que una persona está entrando en esta enfermedad.

– Pérdida de la capacidad de toma de decisiones: Ya no pueden administrar un presupuesto, se dejan convencer con facilidad y pueden fácilmente gastar grandes sumas de dinero.

¿Cómo prevenir el Alzheimer?

Los expertos recomiendan primero saber identificar los síntomas y ejercitar muchísimo la mente y el cerebro.

Estos son algunos consejos claves para prevenir o retrasar la aparición de esta enfermedad.

*Actividad física: La actividad física es muy buena para la salud en general y de la misma manera para prevenir la enfermedad de Alzheimer.

*No fumar: Está demostrado que las personas que fuman tienen más riesgo de contraer esta enfermedad.

*Aumentar la actividad cognitiva: Se ha determinado que estas actividades son un buen ejercicio para las funciones cerebrales y la memoria y que pueden ser clave en la prevención de la enfermedad de Alzheimer.

*Control de riesgo vascular: Mantener equilibrados los niveles de colesterol, de presión arterial y de azúcar.

*Alimentación saludable: Esto es fundamental para prevenir cualquier enfermedad, pero más aún para prevenir esta enfermedad, se ha comprobado que ciertos alimentos podrían influir en la probabilidad de desarrollar Alzheimer. Aumenta el consumo de alimentos mono insaturados buenos como son las nueces, los maníes, las almendras, los pistachos, las paltas (aguacate), canela y aceitunas. También alimentos poliinsaturados como los Omega 3 y las legumbres verdes y otros nutrientes como la vitamina E presente en el trigo, los cereales, la vitamina B12 , la vitamina B9 (ácido fólico) y alimentos como las legumbres y las naranjas.

*Trata de consumir en menores cantidades las carnes rojas, alimentos refinados, manteca y alimentos grasos derivados de productos lácteos.

Otros consejos son:

– Estudiar.
– Tener una variada vida social.
– Plantearse desafíos intelectuales como el ajedrez, las palabras cruzadas, los rompecabezas, sudoku y otros tipos de juegos men
– Hablar varios idiomas.
– Tocar un instrumento.
– Leer con frecuencia.

El poder de las emociones en los enfermos de Alzheimer.

¿Qué hacemos los que quedamos del otro lado?

Si el médico trata mal a un paciente éste no recordara su visita, ni su mal trato; pero sí recordará si lo trató bien o cómo lo cuidó. Los gestos positivos tienen un impacto importante en estas personas.

El Alzheimer puede hacer que olvidemos la cantidad de hijos que tenemos, las fechas, si acabamos de comer o si somos jóvenes o viejos. Sin embargo los momentos felices están siempre presentes.

Las personas afectadas de Alzheimer reaccionan a los estímulos positivos.

-Las emociones de un paciente con Alzheimer está siempre viva. Pueden perder la memoria pero el poder de las emociones permanece intacto.

-Si discutimos o lastimamos a los enfermos de Alzheimer, este sentimiento quedará en ellos durante mucho tiempo. Estos pacientes son muy sensibles a este tipo de emociones.
– Estas personas reaccionan muy bien ante un estímulo musical. Esto despierta en ellos una zona cerebral directamente ligada a las emociones y hace que se vuelvan a abrir al mundo.

Si se presentara el siguiente caso, los especialistas aconsejan lo siguiente:

Si alguien cercano se encuentra afectado de Alzheimer y nos dice por ejemplo que va a ver a su madre no debemos cometer el error de decirle “¡Pero si murió hace más de 50 años! ¿No lo recuerdas?”.

Decirle esto hará que la persona sufra un impacto emocional innecesario sumado al que ya sufre con esta enfermedad de modo que debemos evitarles estos sufrimientos adicionales.

FUENTE