Sabías que la cebolla roja, es una alimento que puede ser de gran ayuda para tratar la glándula tiroides, pues es cierto. Estas cebollas pueden limpiar nuestra piel, matando las bacterias e incluso permiten que el ácido fosfórico entre en el torrente sanguíneo y lo que ayuda así a purificar la sangre.

Por esta razón, hoy conocerás cómo preparar una receta para tratar esta glándula de tiroides recomendada por un médico de Sant Petersburgo, Igor Knjazkin, que escribió la misma usando las cebollas rojas. Así que descubre los beneficios maravilloso que nos aporta la cebolla.

Mostrar Menos…

El tratamiento consiste en cortar una cebolla roja o conocida también como cebolla morada justo por la mitad, esto para que el jugo fluya de ambas mitades, la cual debes masajear el cuello con la cebolla cortada en la zona de la glándula tiroides con ligeros movimientos circulares.

Este proceso debes hacerlo antes de ir a la cama, sin lavarse el cuello para que el jugo de la cebolla puede entrar en acción durante toda la noche. El jugo de la cebolla permite, naturalmente, la función de la glándula tiroides.

Además después de haber usado la cebolla para el cuello, la puedes colocar cada una de las mitades en un calcetín y listo para dormir, para limpiar la piel, matar las bacterias y el ácido fosfórico puede ayudar a purificar la sangre cuando entra en el torrente sanguíneo.

Según, la medicina popular las cebollas tienen el siguiente efecto:

  • Purifican la sangre.
  • Mata a las bacterias y agentes patógenos.
  • Purifica el aire.

FUENTE