Si eres como yo que te encanta la ropa blanca pero no te gusta que esta se ponga un poco amarilla, ya sea por el sudor o por una mancha que no le has podido sacar, entonces no te puedes perder estos maravillosos trucos. Son muy sencillos de hacer y además comprenderás que no necesitas utilizar ningún químico para conseguir tener tu ropa en buen estado, ademas te durara mucho mas.

En este articulo veras la explicación de cada una de estas maravillas par que puedas tener los resultados esperados, lo mejor de todo es que ahorras mucho dinero ya que la ropa además durar mucho más. Así que no esperes mas, te invito a ver con mucha atención hasta el final.

Mostrar Menos…

1. Poner la ropa en remojo, en un recipiente con agua, jabón neutro, un puñado de sal y el jugo de dos limones. Dejarla descansar en la solución 1 hora, después dejarla que se escurra y ponerla a secar al sol. De esta forma la ropa amarillenta va a quedar blanca nuevamente.

2. Poner la ropa en agua, con un chorro de agua oxigenada y unas gotas de amoníaco, a lo largo de cinco minutos. Esta receta es un tanto fuerte para las prendas frágiles, más sirve para blanquear la ropa que tiene máculas oscuras que no salen de otra forma.

3. Para blanquear la ropa de lana ponerla en remojo en agua fría, con tres cucharadas de agua oxigenada y limpiador.

4. Poner en el agua de remojo un chorro de vinagre y dejar actuar media hora para eliminar máculas amarillentas.

5. Si lavas en una lavadora, añade medio limón en un calcetín.

6. Disolver 1-2 cucharadas de bórax y añadirlo al ciclo de enjuague de la lavadora; después del lavado solo debes colgar la ropa al sol.

7. El bicarbonato de sodio no blanquea de manera directa la ropa más es un polvo capaz de anular la cal en el agua, con lo que llega a ser un genial suavizante que mejora la acción del limpiador o bien jabón en el lavado y aumenta la acción de blanqueo en la ropa. Vierte 1 a dos cucharadas de bicarbonato de sodio en el agua del lavado y vas a ver los resultados.

8. Si bien parezca increíble, los rayos ultravioletas contribuyen a blanquear la ropa blanca amarillenta. Deja tus sábanas o bien camisas blancas al sol para blanquear los textiles.Puedes aplicar estos métodos sencillisimos en casa para blanquear la ropa amarillenta. ¡Con estos trucos tu ropa blanca va a quedar como nueva!

Consejos para sostener la ropa blanca

Aparte de estos trucos para blanquear la ropa cuando esté amarilla, existen algunos pasos que puedes continuar a fin de que se sostenga como nueva, y no precisar hacerlo.
Una forma simple de sostener la ropa blanca como nueva es dejar de utilizar lejía para lavar seguido. De esta forma evitarás que en un largo plazo la prenda se torne amarillenta.
Si el agua que tienes es durísima es posible que sea la autora del color amarillento en tu ropa blanca. En un caso así lo mejor es que procures un ablandador de agua; así se puede reducir en una gran parte la coloración amarillenta que habitualmente la lejía causa.
Una de las cosas que debes eludir hacer para sostener la ropa blanca es emplear químicos como el blanqueador en lonas poliéster, o bien el poliéster y algodón, en tanto que la reacción química que causa el contacto del cloro con el poliéster por lo regular vuelve amarillenta a la prenda.
Al instante de lavar la ropa blanca puedes emplear un tanto de atacar diluido, así el agua dura se suavizará y vas a poder eludir en buena medida que la prenda se manche.
¡Luce siempre y en todo momento una ropa resplandeciente!

FUENTE