Después de que conozcas cuales son las diferencias que hay entre una picadura de araña, de abeja, y de hormiga veras cual es la mejor manera de tratar cada una, de la manera más adecuada. De esta manera quiero compartirte hoy como puedes diferenciar los distintos de picadas que hay y qué debes hacer con cada una.

No hay nada peor que las picadas, nos dan un sensación de dolor intenso con picazón que no puedes rascar y que en general es bastante incómodo. Sin duda es una sensación muy desagradable, además que dependiendo de cada personas puede ser hasta peligrosa. Por eso, si quieres saber como diferenciar cada una de estas picaduras mira hasta el final.

Mostrar Menos…

El verano lamentablemente aumenta considerablemente las probabilidades de que nos pique algún insecto o “bicho”. Es normal que siempre confundamos las picaduras de algunos insectos con otros. Sin embargo, es muy importante conocer qué te ha picado para saber cómo tratar cada picadura.

Estas son las 8 picaduras más comunes que deberíamos conocer:

1. Picaduras de garrapatas:

Esto animales son unos parásitos que viven principalmente en las mascotas, pero especialmente en los perros. Su picada es peligroso en las personas ya que puede transmitir diversas enfermedades. Las más comunes de ellas son la fiebre hemorrágica Crimea-Congo y la enfermedad de Lyme.

Si sufriste la mordedura de una garrapata deberás extraerla de inmediato utilizando unas pinzas. Sujétala con firmeza y tira suavemente hacia arriba para sacarla de la piel. Evita usar otros utensilios como el aceite, petróleo o calor. Una vez que la hayas extraído, lava bien la zona afectada con agua y jabón.

Las garrapatas transmiten el virus a las personas después de 48 horas, así que acude inmediatamente al médico para tratarlo.

2. Picaduras de hormigas:

Las hormigas rojas cuando pican, inyectan un veneno en la piel de las personas. Éste hace que nuestra piel se irrite e inflame, además de que produce picazón. Lo más recomendable para las picaduras de estas hormigas es aplicar alguna crema con cortisona en la zona afectada.

Es probable que las picaduras generan ampollas; evita romperlas para no infectar más la zona. Si siguen apareciendo más ampollas, recurre al médico.

3. Piquetes de avispas o abejas:

Todos los que nos han picado estos animales, sabemos lo doloroso que es y esto es debido a que el aguijón del animal se clava en nuestra piel. Lo que suele ser peligroso en este tipo de picaduras es el hecho de que la mayoría de las personas son alérgicas a su veneno.

En tal caso debes revisar si el aguijón quedó dentro de la piel, si es así debes extraerlo con unas pinzas. También puedes aplicar en la picadura vinagre blanco o barro para disminuir la hinchazón.

4. Picadas de pulgas:

Cuando pican las pulgas estas por lo general lo hacen en grupos de tres o cuatro y se caracterizan por ser pequeños bultos rojos en la piel y que producen una picazón intensa.
Si te pica una pulga, lava bien la picada con agua y jabón. Después aplica alguna crema calamina para reducir la comezón. Evita rascarte ya que se te puede infectar y es peor.

5. Picada de mosquitos:

Esta picadura suele tener una apariencia como de burbujas enrojecidas. Son subcutáneas y su picazón es localizada. Estas picaduras no son para alarmarse y no requieren de mayor atención. Solo se recomienda aplicar una crema para evitar la comezón.

Si la picadura ocasiona efectos secundarios como dolor en articulaciones, fiebre, inflamación de glándulas u otros, en esos casos si debes acudir al médico.

6. Picada de chinches:

Cada persona reacciona de diferente manera a estas picadas. A veces ni siquiera noten la presencia de chinches, mientras que otras pueden ser alérgicas y llegar a sufrir erupciones grandes con una picazón intensa o incluso sentir dolor.

Si resulto que eres alérgico a las chinches, ten cuidado pues además de lesiones cutáneas, podrías experimentar la formación de ampollas, hinchazón, comezón y dermatitis. Para tratar esta picadura es recomendable que laves frecuentemente la zona afectada con agua y jabón.

Pero si la comezón y aparición de bultos permanece podrías tomar algún antiinflamatorio o antihistamínico. Aunque recuerda que es mejor siempre acudir al médico antes de automedicarte.

7. Picaduras de escorpiones o de alacrán:

Con estas picaduras debes ser muy cuidados y conocer los siguientes datos para poder medir su gravedad:

  • Tipo de alacrán
  • Edad de la persona (es más peligroso en lo niños)
  • Cantidad de veneno en el cuerpo.

Para tratar esta picada debes retirar el aguijón del animal raspando con alguna navaja el área afectada. Evita utilizar pinzas para sacarlo, ya que si se presiona de más, el saco del veneno podría explotar y el nivel de veneno dentro del cuerpo aumentaría.

Una vez retirado el aguijón, lava bien la zona con agua y jabón. Después aplica hielo durante 10 minutos. Deja reposar y vuelve a colocar el hielo. Recuerda que si continúas sintiéndote mal, deberás acudir al médico.

8. Picada de arañas:

Casi todas las picaduras de arañas son inofensivas; a excepción de las de la viuda negra o la araña reclusa parda, estas últimas son mortales. La picadura de araña es de dos puntitos mejor conocidos como puntos equimóticos. Estos puntos son el área de la mordida de la araña.

Lo más recomendable en estos casos es lavar con agua y jabón la zona afectada, y enseguida, aplica un poco de hielo sobre el área. Puedes tomar algún analgésico para aliviar el dolor. En caso de que la hinchazón permanezca, toma un antihistamínico. Sin embargo, acude con el médico para que ellos determinen es necesario algo más.

FUENTE