Cuando aparecen manchas en el rostro estas pueden ser muy molestas e incluso antiestéticas, por eso a la mayoría de las personas no les agrada ninguna marca en su rostro, realmente pienso que nadie desea tenerlas. Aunque, estas manchas se pueden originar por una serie de causas, tales como la excesiva exposición al sol.

Por tal razón, es recomendable realizar con cierta regularidad una limpieza de la piel para mantener una rostro saludable, y hoy te traemos una forma natural increíble que te ayudará a tener la cara libre de manchas e impurezas. Así que mira como debes hacerlo, es muy sencillo.

Mostrar Menos…

Cuando limpiamos nuestro rostro por la mañana y en la noche, puede ayudar a mantenerlo apropiadamente hidratado, además que de esta forma se puede prevenir el exceso de grasa que se produce en el rostro.

A pesar que podemos encontrar una variedad de productos en el mercado, estos suelen ser muy costosos y no siempre se consiguen los resultados esperados, la manera de evitar esos gastos inútiles es utilizando ingredientes naturales que nos ayudan a tener el rostro adecuadamente limpio.

Es por este motivo que se aconsejan ingredientes naturales que son absolutamente seguros y eficaces, en especial para inconvenientes de la piel, como el tratamiento que te traemos de bicarbonato de sodio y aceite de coco, el cual la combinación de ambos serán geniales para tu piel y para una limpieza apropiada.

Además de esto ayuda a tratar la piel y cicatrices, el acné, y el enrojecimiento, elimina cualquier suciedad y el exceso de grasa de la piel.

¿Cual es la función del bicarbonato de sodio?

Debido a sus grandes propiedades que tiene para la salud, ya que el sodio que contiene es ilimitado y también se puede utilizar como desodorante y producto de limpieza de profunda.

Incluso con el bicarbonato de sodio, puedes limpiar y blanquear tus dientes, aparte de tratar el acné y ayuda en la regulación del pH en la piel.

Por otra parte, el aceite de coco sirve para alimentar nuestra piel y alivia cualquier problema en la piel. Además, tiene poderes curativos, hidratantes y tiene cualidades antibacterianas.

Cuando se mezcla el bicarbonato de sodio con el aceite de coco se alimenta la piel y calma los problemas de la piel debido a sus componentes curativos, y tienen resultados casi de inmediatos desde la primera aplicación.

Aceite de coco y Bicarbonato de sodio

– Si deseas exfoliar la piel, en un recipiente debes mezclar ambos ingredientes en la proporción de 1:1.

– Aplica la mezcla en la zona afectada con masajes en la piel con movimientos circulares para tener una mejor exfoliación.

– Luego, retira con agua tibia, así se abrirán los poros o puedes aplicar una mascarilla facial algunos minutos para que actúe mejor.

FUENTE