Muchas veces durante una relación de pareja, hay ciertos límites que la mayoría no se atreve a cruzar en su relación, por ejemplo ¿qué tanto estarías dispuesta hacer para retener a tu novio?. Aunque gran parte de las féminas consideran que hay cosas que son prohibidas e incluso hasta humillantes y que no merecen la pena si ese hombre no lo vale.

Sin embargo, el caso que te mostramos en esta historia fue lo que esta chica se atrevió hacer para quedarse con el amor de su vida, para algunos fue mucho pero igual no se trata de cuestionar a nadie. Así que presta mucha atención y no te pierdas lo que hizo esta chica, déjanos lo que piensas.

Mostrar menos…

Ella es Mariana una adolescente como cualquier otra, estudiaba y le gustaba salir con sus amigas…

Pero desde su infancia conocía el chico de sus sueños. Ambos, se amaban con locura, tanto que estuvieron juntos desde la escuela primaria, pero sin decir nada.

Mientras, estuvieron en la preparatoria quedaron juntos en el mismo salón de clases, lo que creían que el destino que tenían que unir sus vidas. Entonces, en una celebración Gael le confesó su amor a Mariana, el cual de inmediato dijo que ‘‘sí’’ con un tierno beso, y desde ese momento se volvieron inseparables.

A pesar que todo iba muy bien durante los primeros años, siendo todo como un sueño, sin ningún litigio, solo romance y muchos planes por delante, parecía que nada en el mundo podría separarlos.

Pero, como todas las relaciones con el paso del tiempo tiene sus momentos difíciles, en ocasiones la química se marcha y los inconvenientes son cada vez mayores. Puesto que Mariana y Gael pasaban por ese instante de problemas; nada era como antes, cada vez se frecuentaban menos, el amor y el deseo se perdía poquito a poco.

Después, de un tiempo se distanciaron tanto que ya ni tan siquiera la intimidad era buena, los dos estaban cansados de hacer lo mismo cada uno de los días, salían a los lugares de siempre y tomaban lo de costumbre sintiendo un gran vacío.

“¿De qué forma puede que la relación se acabe de este modo?”, pensaba , puesto que lo que empezó como algo mágico volvió monótono y prácticamente una pesadilla, pregunta Mariana quien no deseaba abandonar la relación.

Entonces, pensó en que Gael procuraba ser romántico como antes, mas algo no estaba bien. Por ello, Mariana planificó sorprenderlo en cama, ya que sentía que él quería acabar con la relación, así el no afirmaba nada, pero creyó que las cosas podrían marchar si hacía un último esmero.

Esa noche se viste muy provocativa, se toma una selfie y la mandó a su amado con este mensaje: “Te veo en el motel del centro, tengo una sorpresa que te va a gustar”. Él, un tanto conmovido por el sorpresivo cambio de planes llegó al sitio. Al acercarse a la habitación la puerta estaba abierta y en la cama estaba su novia con una s3xy ropa interior negra.

Entre el encaje y olor de su cuerpo, se alocaron las hormonas de Gael, las cosas se encendieron velozmente. Él la tomó fuertemente y empezaron a besarse como no lo habían hecho en meses… pero, eso no era todo Mariana había planificado otra cosa que Gail no se imaginaba. Además, hicieron el amor como jamás, tocándose con mucha pasión, sudando juntos y recorriendo cada rincón de la habitación.

La pasión estaba desbordada, y luego él estaba de pie tras la joven y ella de rodillas sobre la cama. Cuando, de repente Mariana le pide que tocara su agujero más pequeño… algo con lo que en todo momento había fantaseado. “Mételo despacio”, murmuró.

Gael de inmediato comenzó a explorar esa parte ignota de la anatomía femenina. Estaba muy apretado, y conforme sentía el calor de Mariana no podía más.

Ambos, terminaron exhaustos, aunque había algo diferente en Gail, como si algo extraño se hubiese disparado en su interior, no sabía qué pero solo sintió necesidad de estar acurrucado con Mariana esa noche, no quería despegarse. Tomaron una ducha juntos, se besaron con dulzura y se quedaron de manera profunda dormidos.

Esa noche algo cambió en Gael, cada vez que veía a Mariana le era imposible quitarse esa imagen de la cabeza, verla postrada y totalmente suya, no quería despegarse de ella. Ninguna chica se había entregado de esa forma y desde ese instante se dio cuenta que no podría vivir sin su amada Mariana.

Desde ese momento su relación cambió y ahora Gael no podía estar lejos de ella, inclusive era más romántico y no dejaba de decirle lo mucho que la deseaba. Su relación estaba en un nivel íntimo muy alto, puesto que la entrega de la joven no fue solo física; para él ese acto fue más que s3x0; puesto que sabía que él nunca la forzaría, puesto que la amaba.

La relación de Mariana y Gael se fortaleció mucho más tras ese encuentro, y el día de hoy prosiguen juntos cursando la universidad. Aunque ambos cursan carreras distintas se sienten bien unidos.

No todas las chicas confían tanto en su pareja para entregarse de esa manera; mucho debe ver el tipo de relación que llevan, la confianza y el amor. Quizás este acto no sea para todas más siempre y en toda circunstancia se puede probar. ¿Estarías dispuesta a intentarlo?