Si estando con tu pareja, ha tenido la osadía de tirarse un pedo o eructan, sabemos que es algo verdaderamente desagradable pero aún es así, es totalmente normal, y mucho más de lo que te imaginas. Por eso hoy queremos dejarte las 9 fotos que comprueban que la confianza da asco y que ponen a prueba a tu pareja.

Sin duda sabemos que las relaciones de pareja no son nada fáciles, pero mientras exista la confianza y la comunicación todo irá bien. Si piensas que estos ejemplos son un tanto asquerosos, lo más probable es que no hayas tenido aún una relación donde haya tanta confianza. Mira hasta abajo y compruébalo.

Mostrar Menos…

Cuando ya llevas alguna tiempo de relación con tu pareja lo más probable es que empiecen a conocerse más y a tener muchas más confianza, incluso puede ser más de la que hubieras deseado.

Empiezan a vestirse como quieran, están despeinados, y sueles ser tú mismo sin tener nada que aparentar. Tanto así puede llegar que ni siquiera sienten vergüenza al verse desnudos ni de compartir el baño. Pero ¿qué pasa la primera vez que eructan o hacen algo asqueroso frente a la pareja? Esta si es la verdadera prueba de la verdad y de la confianza.

Hay ciertas cosas que ponen a prueba la verdadera confianza en una relación, pero, cuando de cosas vergonzosas se trata, la confianza es vital. Incluso la primera vez.

Mira todas estas primeras veces:

1. Cuando le cuentas tu gran hazaña en el baño al hacer del 2

Si pasas esta prueba, entonces considérate afortunada, lo has logrado.

2. La primera vez que estás realmente enfermo

En la salud y la enfermedad. Juntos en las buenas y en las malas.

3. La primera vez que comparten el baño

Por muy asqueroso que creas que sea, la verdad no lo es. Si hay plena confianza, no te molestara. A veces hay que ahorrar tiempo y compartir el baño.

4. La primera vez que estiras una de sus espinillas

Después de que te acostumbras verás que es completamente normal.

5. La primera vez que te limpias luego de tener relaciones

No es bonito, ni romántico, pero es algo absolutamente normal y necesario. La mayoría de las veces debes usar la propia ropa para limpiarte. Es asqueroso, pero si tu pareja no tiene problemas con eso, entonces está bien.

6. La primera vez que lanzas un pedo frente a tu pareja

Es vergonzoso, pero como dicen por ahí “es mejor perder a un amigo que una tripa”. Solo no lo agarres de costumbre.

7. La primera vez que comes un sándwich frente a tu pareja. La verdad es un poco incómodo.

A menos que no tengas problemas en que las salsas caigan en toda tu ropa.

8. La primera vez que eructas frente a él/ella

Esto suele ser bastante incómodo, a menos que tu pareja suela ser igual de puerco que tu. Eso sí, no abuses.

9. Cuando vas al baño por primera vez después de que tu pareja hizo del número 2

El olor es muy desagradable, pero que se le hace, el tuyo tampoco es huela a flores del campo. Verás que con el tiempo encontrarás la manera de soportarlo y acostumbrarte. Si no, huye de esa pestilencia.

FUENTE