Hoy revelaremos un secreto que seguro sorprenderás a todos los hombres, puesto que durante la intimidad es muy común escuchar a su chica que emite ciertos sonidos tales como gemidos, el cual no son del todo verdaderos. Aunque, la mayoría de los hombres piensa que este sonido se debe a que están haciendo un genial trabajo en la intimidad.

Sin embargo, en estudio efectuado fue descubierta las razones que se esconde tras los gemidos de las féminas en la cama, y como no guardan relación con el desempeño que está teniendo el hombre en ese momento. Así que presta mucha atención y descubre la verdad, no te lo pierdas.

Mostrar menos…

Razones que se Esconden tras los G3midos

La Universidad Central de Lancashire (University of Central Lancashire), efectuó un estudio acerca del g3mido que emiten las féminas en la intimidad, el cual fue descubierta la razón de estos sonidos a veces un poco exagerados durante ese momento íntimo, resultando no ser tan evidente.

En prueba realizada por la facultad de medicina de esta universidad estudió a cientos y cientos de féminas entre 18 y 48 años, determinando que las féminas no gimen por plac3r, sino por otras razones.

Resulta, que su razón de gemir es con la única intención de producir un efecto en el desempeño del hombre. Además, que con este tipo de estímulos auditivos es posible acelerar mucho más la llegada al cl1max de su pareja.

Durante todas las entrevistadas efectuadas aseguraron que con este tipo de sonidos se utilizan para que el acto sea más rápido que, si bien no lo crean, tampoco desean a un maratonista en cama. Muchas de las razones más frecuentes fueron la fatiga, desgano o bien las simples ganas de acabar.

Incluso, otras confesaron que gemían solo para aumentar la autoestima de su pareja, puesto que a través de los mismos hacen creer a su chico que hace un genial trabajo.

Además, más de un 50% de estas féminas confirmaron que gemían tras lograr el cl1max, de esta forma aceleraban el contacto y motivan a su pareja a fin de que los dos queden satisfechos. Aunque, para los hombres este tipo de sonidos los conmueven de gran forma que terminan perdiendo el control.

Por otra parte, el estudio reveló que las féminas tienen todo el control en la alcoba, puesto que usan todos los recursos que tienen a su alcance para manipular al hombre y obligarlo a hacer lo que desea.

En definitiva, no hay duda que el poder de una chica no conoce límites.

FUENTE