¿Sabias que es posible evitar el cáncer de colon solo comiendo comida saludable?, Pues si, puedes prevenir en un 50% la aparición de esta terrible enfermedad, manteniendo un peso saludable, alimentándonos sólo con comidas sanas y no procesadas. Si es posible y eso es lo que queremos enseñarte el día de hoy. ¿Cómo prevenir el cáncer de colón?.

Sin duda, ya está comprobado que en las carnes procesadas existen diversos venenos ocultos, además el estrés crónico también puede ser un factor influyente.Por la cual es muy importante conocer qué es lo que debemos hacer y lo que no, para prevenir esta enfermedad. Lee hasta el final y aprende tu también, esto podría salvar tu vida.

Mostrar Menos…

El cáncer de colon tomó popularidad desde que la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC), confirmó en el 2015 que la carne procesada puede ser un factor influyente en el desarrollo del cáncer colorrectal. Este cáncer afecta el colon y el recto y es el tercero más diagnosticado en EE.UU.

También conocido como el intestino grueso, el colon tiene una función vital para nuestra salud ya que se encarga de eliminar los alimentos, líquidos y todos los desechos de los alimentos que pasan a través de él. También permite almacenar los nutrientes que le corresponden a nuestro organismo.

El colon contiene millones y millones de bacterias que sirven para desechar todo lo que nos afecta para poder mantener el equilibrio en nuestro organismo.

Sin embargo, el cáncer colorrectal tiene muchísimas investigaciones donde explican que solo un 10% de este cáncer es genéticos mientras que un 35% se debe a mala alimentación otro 30% por tabaco, un 20% por infecciones y el resto es debido a factores ambientales, malos hábitos, radiación y estrés.

Estos son los 9 consejos par prevenir el cáncer de colon:

Empieza hoy a hacer cambios saludables en tu vida para evitar riesgo de padecer esta enfermedad letal.

1. Ejercicio: las personas que realizan alguna actividad física y se mantienen activos tienen 30 y 40% menos de posibilidades de desarrollar cáncer de colon según un estudio.

El ejercicio reduce y controla los niveles de insulina, mejora la circulación de las células inmunes en la sangre por lo que mientras sea mejor la circulación, más eficiente será el sistema inmunológico para defenderse de infecciones y enfermedades como el cáncer.

2. Mantén un peso saludable y la grasa abdominal: la obesidad ha sido comprobada como el mayor riesgo de distintos tipos de cánceres, incluyendo el cáncer del colon. Si tienes sobrepeso u obesidad, lo mejor es mejorar tu hábitos alimenticios y realizar alguna actividad física para perder grasa abdominal y reducir las posibilidades de desarrollar este tipo de cáncer.

3. Evita el consumo de alcohol y cigarrillo: el exceso en estas sustancias tóxicas también están asociadas con el riesgo de padecer de cáncer colorrectal.

4. Come más vegetales y frutas: los vegetales son excelentes antioxidantes, además contiene magnesio el cual reducirá el riesgo de la formación de un tumor colorrectal y el cáncer. Los vegetales fitoquímicos pueden disminuir la inflamación y eliminar los agentes cancerígenos, regulando la velocidad en la que se reproducen las células para finalmente deshacerse de las células viejas y mantener el ADN.

Lo mejor es consumir alimentos saludables, de esta manera estarás previniendo completamente la aparición de esta enfermedad.

5. Consume más fibra: Las semillas de psyllium, lino, cáñamo y de chía son excelentes fuentes de fibras solubles e insolubles. Por cada 10 gramos de fibra consumida reduces un 10% las posibilidades de desarrollar este tipo de cáncer.

6. Optimiza tus niveles de vitamina D: Las personas con niveles más altos de vitamina D en su organismo presentaron menos probabilidades de desarrollar tumores colorrectales, ya que ayuda a prevenir el crecimiento de tumores cancerosos. Exponerse regularmente al sol y los complementos de vitamina D pueden aumentar los niveles de esta vitamina en el cuerpo.

7. Evita las carnes procesadas: estas carnes son conservadas por fumar, curar, salar, o por añadirles conservantes químicos. Algunas de estas carnes con las que consumimos a diario, tales como: tocino, jamón, pastrami, salami, pepperoni, salchichas y hamburguesas.

El agente contaminante de estas carnes son los nitratos que se añaden como conservantes, colorantes y aromatizantes.

8. Ten en cuenta el consumo de carnes rojas: quienes consumen más cantidad de carnes rojas tienen un 24% más de riesgo de padecer de cáncer colorrectal. El problema no es la carne, sino la forma en que son cocinadas y de dónde provienen.

Si la carne es de una vaca que fue alimentada con pasto esta tendrá todo para prevenir el cáncer, para diferencia de si en la hierba utilizaron el glifosato (que afecta las bacterias intestinales sanas y es carcinogénico) y la vaca se alimentó de esto, entonces esta carne no es adecuado para el consumo.

9. Come ajo: según estudios el ajo tiene el poder de matar las células cancerosas, quienes consumen grandes cantidades de ajo crudo pueden tener menor riesgo de padecer cáncer.

◦ Si vas a añadir ajo a tu alimentación, tritúralo o córtalo para que estimules la liberación de la enzimas que previenen esta enfermedad.
◦ Machaca 1 diente de ajo fresco con 1 cuchara, piedra o triturador de ajo, antes de tragarlo.
◦ Pícalo finamente si vas a agregarlo a tus ensaladas.
◦ También puedes agregarlo a tu jugo de verduras.

¿Es recomendable realizarse colonoscopias de rutina a partir de 50?

◦ Si te cuidas tal y como describimos anteriormente, no es tan necesario que te realices la prueba tan seguido.

◦ Durante las primeras etapas de este tipo de cáncer se pueden presentar pólipos, el médico tratante puede eliminarlos al momento, a través de una colonoscopia porque esta no es sólo para diagnóstico sino también para intervención quirúrgica, este hecho podría salvar su vida, algo importante a considerar.

◦ Después de lo 50 años es que las personas suelen ser propensos de padecer cáncer colorrectal, por eso es que se aconseja realizarse una colonoscopia cada 5 años.

◦ También puedes optar por pruebas anuales de detección de heces la cual estudia la sangre oculta en las heces, aunque no es muy eficiente puede que funcione.

FUENTE