¿Sabías que existe un forma de conciliar el sueño de forma rápida y sencilla?, resulta que lo puedes lograr con una técnica de un minuto. Esta técnica consiste en la respiración y te ayudará con tu sueño.

Hay algunas personas, que ha la hora de descansar, no logran dormir al momento y empiezan a dar vueltas en la cama y pueden desvelarse casi toda la noche hasta lograr dormir, pero con este truco ya el dormir no será un problema. Descubre como debes realizar esta técnica de respiración, es muy fácil.

Mostrar menos…

La gran mayoría de los que estén leyendo este artículo habrán pasado alguna noche en vela por no haber podido conciliar el sueño. Cuando tu cabeza te juega una mala pasada y no se da cuenta que es hora de dormir, tu noche puede transformarse en un verdadero calvario.

Hoy te hablaremos de una técnica que podrá ayudarte cada vez que te encuentres en esa situación. Este ejercicio esta inspirado en el Yoga y puede practicarse en cualquier momento y en cualquier lugar.

Es solo una rápida y sencilla técnica de relajación que sirve para quedarte dormido en tan solo un minuto. Está basada en la respiración y consta de cuatro sencillos pasos.

El inventor de esta técnica es el Dr. Weil, quien posee un doctorado en la Escuela de Medicina de Harvard y afirma que este método es infalible si se realiza de manera apropiada.

Consiste en controlar nuestra respiración para recuperar los niveles normales de la concentración de gases en sangre y bajar así nuestro ritmo cardíaco entrando en un estado de relajación.

¿CÓMO ES? AQUÍ EL PASO A PASO:

Si eres aprendiz, se aconseja hacerlo sentado, con la espalda recta y los pies apoyados en el suelo.

  • Coge aire por la nariz durante 4 segundos.
  • Mantén ese aire en los pulmones durante 7 segundos.
  • Expulsa todo el aire de los pulmones durante 8 segundos.
  • Repite este proceso hasta quedar dormido.

A TENER EN CUENTA:

  • Una recomendación importante es que intentes mantener la punta de la lengua pegada a la encía superior (detrás de los paletos) durante todo el proceso.
  • Es recomendable llevarla a cabo una vez por la mañana (Sobretodo si realizas meditación) y otra vez por la noche (antes de dormir).
  • Para que el efecto sea el más apropiado, se debe practicar dos veces al día durante al menos un mes.
  • Luego de 4 a 6 semanas podrás utilizar esta técnica para controlar los nervios y la ansiedad.
  • Se puede transformar en un excelente método antiestrés o como una herramienta para evitar esas explosiones violentas que pueden surgir con situaciones cotidianas.
  • Es muy buena también para combatir el pánico y la ansiedad. Puedes probarlo en diferentes situaciones como antes de subir a un avión, entrar a jugar un partido, dar un discurso público o bien al momento de sentirte enfadado o recibir una mala noticia.

BENEFICIOS LA TÉCNICA “4-7-8”

Entre sus beneficios no solo está el hecho de dormirse rápidamente, sino que también hace que evites consumir todo tipo de somníferos o relajantes. Este es un método absolutamente natural y se encuentra científicamente respaldado. El creador de esta técnica asegura también que al reducir la presión sanguínea, el ritmo cardíaco y los problemas digestivos, colabora en que nos sintamos aún mejor con nuestro propio cuerpo.

Ya tienes un nuevo método para iniciar o mantener el sueño. Recuerda que respirar con el diafragma no es fácil, requiere constancia y entrenamiento. No te rindas ante la ansiedad, los cambios importantes podrás notarlos luego de un mes. Hay quién dice que es imposible aguantar mas de cuatro repeticiones, ¿Tú que dices? ¿Puedes llegar a la quinta?

FUENTE